Las taquillas metálicas y sus diversos accesorios (techos inclinados, divisorias verticales, colgadores, patas, etc.) crean un sistema modular que posibilita múltiples configuraciones, adaptándose a diferentes espacios y usos.

Los bancos para vestuario son el complemento imprescindible de las taquillas. Están fabricados con estructura de acero pintada en color gris claro y asiento de tablas de pino de color natural barnizado, por lo que ofrecen una gran resistencia y solidez y requieren un mantenimiento mínimo.