Los suelos técnicos para interiores posibilitan la distribución de las instalaciones bajo el pavimento, al mismo tiempo que las hacen accesibles de forma rápida y sencilla. Este sistema se utiliza ampliamente en edificios de oficinas y locales comerciales, en los que se necesita un cómodo acceso a las instalaciones a la vez que una fácil y rápida sustitución de piezas.

El suelo técnico es un tipo de pavimento que consta de placas que se colocan sin necesidad de pegado sobre una estructura de acero galvanizado que determina el espacio vacío bajo el pavimento, por el que pasan todo tipo de tuberías y cableado electrificación.

Los suelos técnicos para interiores posibilitan la distribución de las instalaciones bajo el pavimento, al mismo tiempo que las hacen accesibles de forma rápida y sencilla.

Este sistema se utiliza ampliamente en edificios de oficinas y locales comerciales, en los que se necesita un cómodo acceso a las instalaciones a la vez que una fácil y rápida sustitución de piezas. Este tipo de pavimento consta de placas que se colocan sin necesidad de pegado sobre una estructura de acero galvanizado que determina el espacio vacío bajo el pavimento